BRIEFING SE ESCRIBE CON B DE BIEN

Briefing se escribe con B de BIEN. Todos hemos oído hablar de ellos y seguro que muchos lo utilizamos, pero hay una característica de este documento que no se incluye en los manuales y puede ser determinante para que un proyecto funcione: el deseo.

Briefing se escribe con B de Bien. Pero solo si se hace BIEN, claro. Empecemos por el principio. De una manera ultra-resumida, podríamos decir que un briefing es: «un documento informativo que recoge los detalles imprescindibles para planificar un proyecto». Normalmente, este documento, lo presenta el cliente a su proveedor. En nuestro caso, una empresa nos lo haría llegar porque quiere que le preparemos una campaña o un proyecto de Comunicación.

Hay varios enfoques del briefing en función de su objetivo: En este post de Hubspot titulado: «Brief creativo: las 13 preguntas esenciales que debe responder», se centra en el Creativo, pero tened en cuenta que hay más tipos: Publicitario, Diseño, Márketing y Negocio; aunque recomiendo el artículo porque es completo y resume muy bien las características de un briefing.

Información que debe contener un briefing

Para que un briefing se escriba con B de Bien, tiene que contener una serie de informaciones básicas. Aquí, aprovecho para colocar una cuña MUY IMPORTANTE: un proyecto de comunicación es como el inicio de una relación amorosa entre dos personas adultas – pongamos que de 30 años para arriba – en la que ambos, son conscientes que tienen que poner de su parte para conseguir un objetivo común: que la cosa funcione.

Podríamos dividir la información que debe aportar un briefing en tres aspectos y vamos a añadir alguna recomendación:

  1. Técnicos: Descripción de la empresa (a poder ser con algún detalle que no encuentre cualquiera en Google). Requisitos del proyecto (descripción concisa tipo: «quiero hacer una película…»). KPIs (esto es mejor consensuarlo). Condicionantes (legales, sectoriales o limitaciones técnicas que condicionen el proyecto). Tiempos (fechas clave, lo más precisas posible)
  2. Muy recomendables: Objetivo del proyecto (compartir un poco de la estrategia, no hace daño a nadie). Público objetivo (es importante identificar lo antes posible con quién nos vamos a comunicar, para pensar cómo vamos a comunicarnos). Uso del entregable (ayuda mucho saber para qué se va a utilizar y dónde, el material creado, sobre todo para elegir bien el formato).
  3. Deseables: Presupuesto estimado (lo se, a nadie le sobra el dinero, pero, creedme, se ahorra mucho tiempo y dinero ajustando el proyecto a una partida presupuestaria conocida desde el principio y no preguntando «¿y esto cuánto me cuesta?» para acabar regateando y sobre todo, perdiendo el tiempo). Recursos (medios propios que la empresa está dispuesta a poner al servicio del proyecto). Ejemplos de referencia (o lo que es lo mismo, «me gustaría hacer algo como esto, o podemos copiar a … «, como inspiración, claro).

Hasta aquí todo bien, con mayor o menor pericia, todos estos aspectos se pueden poner por escrito sin problema. Pero hay uno más que no aparece en los manuales y resulta determinante para que el briefing se escriba con B de BIEN.

El deseo

Algunas corrientes filosóficas consideran que el deseo «da sentido a la vida y es móvil de inspiración y productividad». Sin llegar a ponernos trascendentales, la verdad es que el deseo aplicado a un briefing, no es otra cosa que una manifestación de los objetivos, aspiraciones y expectativas reales y sinceras. Estas siempre se expresan mejor en una conversación, que puestas por escrito en un documento. Sería algo como lo que dice El Gran Wyoming al comienzo del programa «El Intermedio» (La Sexta): «(…) ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad (…)».

Lógicamente, para llegar a este punto de la relación, es fundamental la CONFIANZA. No una confianza ingenua, sino una confianza profesional que marque, con un plus de intención, la motivación del proyecto. Recordad, se trata de una relación, el cliente quiere que funcione y nosotros también queremos que funcione. Así que, aunque aún hay mucho, pero mucho, que mejorar en el planteamiento de los briefings; desde el equipo de OnlyOne – Empresa Líquida, os proponemos coger un atajo y terminar el documento con alguna apreciación personal que de pistas de hasta qué punto deseamos que el proyecto salga con B de Bien.

Si todos tenemos las cosas claras, la relación seguro que funciona.

Estableciendo comunicación …

Artículo anterior: «Quién no tiene un periódico digital es porque no quiere»

Una respuesta a “BRIEFING SE ESCRIBE CON B DE BIEN”

Comentarios cerrados.