EMPRESAS DE COMUNICACIÓN: ESPECIALISTAS O INTEGRALES

Empresas especializadas al máximo o concentración para ofrecer servicios integrales, este es el debate de presente y futuro para las empresas de comunicación. Y no es un debate que atañe sólo a los grandes, son tendencias que afectan a todos los tamaños. ¿Cómo lo vemos en CiN? Esta es nuestra opinión.

Las grandes empresas acostumbran a marcar la pauta de lo que ocurre en el mercado: tendencias, movimientos, crecimientos, crisis, etc. Actualmente el debate en las empresas de comunicación está centrado en una parte de su modelo de negocio, con dos opciones que a simple vista pueden parecer alejadas, pero nosotros creemos que no lo están tanto. Esas dos opciones son la especialización y la integración. 

Por un lado se está produciendo un importante proceso de especialización en los servicios que se ofrecen al cliente. Normalmente, aunque no siempre, el perfil suele ser el de pymes y freelance que reúnen dos características: la localización en su ámbito de trabajo y estar especializados en uno o dos servicios de alta calidad.

Por otro lado, la integración o concentración, se está dando entre empresas de mayor tamaño, que buscan ofrecer un servicio 360 al cliente, en el que a través de una «ventanilla única» dispongan de todos los productos de comunicación,  también con una calidad muy alta. Lo más habitual es que estas uniones se realicen por medio de adquisiciones o de fusiones.

 No están tan lejos como parece

Aunque ambos modelos puedan parecer contradictorios. en nuestra opinión no lo son en absoluto. De hecho son perfectamente compatibles, todo depende de la manera de llevarlos a cabo.

Una empresa con alto grado de especialización puede encontrar un buen hueco en el mercado a través de un servicio muy específico; pero eso tiene sus riesgos, que no son otros el mercado deje de requerir ese servicio tan especializado o que la evolución de ese producto se quede por debajo de las necesidades del mercado.

Evitar esta situación es uno de los objetivos que buscan las empresas que apuestan por un servicio integral a través de la concentración. El problema que tienen que superar es el de preservar la autonomía de sus asociados o fusionados para que no se pierda la cercanía y la visión sobre el terreno de las necesidades del cliente.

Cómo lo vemos

Antes hablábamos de que nunca hay que perder de vista a los grandes porque son los que marcan las tendencias (la mayor parte de las veces). Uno de los motivos por los que están apostando por la integración-concentración es el poder ampliar sus mercados y pelear por proyectos más grandes. Obviamente, para conseguir una facturación de millones de euros, también es necesario contar con una estructura importante y costosa. En cambio una pyme o un freelance, con unos costes más modestos ¿podría aspirar a buenos contratos? ¡Pues claro!

Evidentemente por estructura no podría hacerlo, pero con una red de sinergias planificada y organizada, en la que a través de unos criterios delimitados y compartidos se establezca una fórmula de trabajo que permita a sus participantes ofrecer productos y servicios a la altura de todas las demandas del mercado, por supuesto que se pueden incrementar las aspiraciones.

Una de esas opciones se llama #OnlyONE y cualquiera que quiera saber en qué consiste, no tiene más que llamar o escribir a: CONTACTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *