LA COMUNICACIÓN NECESITA UN OBJETIVO DEFINIDO

Tener las ideas claras, la información precisa, los recursos preparados y orientados y la disposición adecuada, son las claves para definir los objetivos de una estrategia de comunicación.¿Hacia dónde apuntan las cámaras? Un mismo lugar, distintos puntos de atención ¿podremos decir que hemos acertado con lo más interesante? ¿nos estaremos perdiendo algo? Eso ni hablar, hacemos mil fotos y disparamos a todo lo que se mueve, por si acaso….

Esto, que puede valer para los turistas, para las empresas y los profesionales de la comunicación no sirve, no es efectivo, ni eficaz.

Para planificar una estrategia de comunicación es fundamental identificar y definir el objetivo que se quiere alcanzar. Las necesidades de los clientes no son las mismas, ni sus metas ni, por supuesto, sus medios.

Por eso es muy recomendable hacer un estudio previo de la situación del cliente de un modo frío y objetivo, investigando la información pública que circula sobre él y creando una primera composición de lugar de sus necesidades.

El siguiente paso es la escucha activa, tener una conversación franca con los directivos, recibir sus impresiones, atender sus peticiones, sus ideas, los problemas que quieren solucionar y tomar buena nota de su objetivo básico, que puede ser: reforzar su marca, tener presencia en los medios, crear dinámicas de comunicación interna, etc.

Pero todavía queda un tercer ejercicio, con lo que ya sabemos elaboramos un análisis y un Checklist de la comunicación interna y externa de carácter absolutamente técnico.

Y ahora sí, con toda esta información tenemos las herramientas necesarias para empezar a trabajar en el proyecto de comunicación de una manera totalmente dirigida, con el objetivo definido y pudiendo proponer a nuestro cliente las mejores tácticas para llevar a buen puerto la estrategia.

Parece sencillo, pero pensemos por un momento en lo que cuesta convencer y convencernos de que marcar un objetivo e ir a por él es mucho más rentable que abarcar más de lo que se puede asumir. Un reto interesante ¿no?