QUIEN NO TIENE UN PERIÓDICO DIGITAL ES PORQUE NO QUIERE

Quien no tiene un periódico digital es porque no quiere. Al menos, eso parece por la «avalancha» de inauguraciones de cabeceras que vamos a tener este otoño. Mientras los periódicos en papel se las ven y se las desean para enfocar su modelo de negocio y tienen sudores fríos para decidir si se lanzan a los muros de pago, o no; los medios nativos digitales parece que surgen como setas y además, algunos, con libre acceso a los contenidos.

Desde principios de octubre y durante lo que queda de año 2021, van a aparecer por el universo digital un buen puñado de nuevos periódicos online. Parece que quien no tiene un periódico digital es porque no quiere, o no se le ocurrido. Nuevas cabeceras como: Caso Abierto y El Periódico de España, editados por Prensa Ibérica, el segundo también en papel, El Debate y The Objective, verán la luz en unas semanas.

Todos ellos tendrán sede en Madrid y se centrarán en la actualidad política y económica de carácter general. En Euskadi, podemos encontrar más de 30 medios digitales nativos que cubren desde la información autonómica, a la más local. El último proyecto de cierta envergadura que se ha puesto en marcha ha sido Crónica Vasca.

¿Qué está pasando?

Qué lejos está la realidad actual de la imagen que se ve en la portada de este artículo. Aquellas redacciones como la del New York Times de mediados del siglo XX que, en muchas cosas – vicios sobre todo – llegaron a sobrevivir hasta principios de este XXI. ¿Qué pensarían aquellos periodistas si les dijesen que en 2021 iban a tener que hacer un boletín digital diario para más de 5 millones de suscriptores?; se llama «The Morning», por cierto.

¿Se leen los periódicos digitales?, en este caso hablamos de medios nativos digitales. Pues, por ejemplo, según el ranking publicado en septiembre de 2021 por Dispitch.io «Los 10 periódicos digitales más consultados en España» resulta que presentan cifras de millones de visitas y algunos con usuarios por encima del millón. Los tres primeros son: El Español, El Confidencial y Economía Digital.

¿Cuánto durarán los viejos kioskos de prensa?

Algunas cifras recientes apuntan que los medios generalistas tradicionales han perdido, en conjunto, alrededor de 100 millones de euros por la pandemia, mientras que los digitales han multiplicado sus ingresos. Un extenso informe de Reuters Institute sobre las perspectivas para los medios de comunicación en 2021, titulado: «Periodismo, medios y tecnología: tendencias y predicciones para 2021», avanza algunas profecías como:

  • «Tres cuartas partes de nuestra muestra de editores, consejeros delegados y líderes digitales (76%) dicen que el COVID-19 ha acelerado sus planes de transición digital.
  • Los planes de negocio incluyen más trabajo en remoto y un cambio más acelerado hacia los modelos centrados en los lectores».
  • «El 76% de nuestra muestra considera que impulsar las suscripciones digitales es una vía de ingresos importante o muy importante, por delante de la publicidad (incluyendo la nativa). Las siguientes prioridades son el comercio electrónico y los eventos».

Las paradojas del negocio del periodismo

Como vivimos en un mundo de paradojas, aquí tampoco nos libramos. Mientras los periódicos en papel se las ven y se las desean para enfocar su modelo de negocio y tienen sudores fríos para decidir si se lanzan a los muros de pago, o no; los medios nativos digitales parece que surgen como setas y además, algunos, con libre acceso a los contenidos.

Mientras la pérdida de puestos de trabajo en los medios de comunicación, desde la década pasada, se cuenta por miles; los planes de estas nuevas cabeceras digitales apuntan a redacciones de entre 30 y 50 periodistas cada una. Pueden parecer brotes verdes, pero en esto hay mucha letra pequeña que dejaremos para otro artículo.

Porqué este «amanecer dorado»

Recuerdo cuando empecé en la profesión, allá por 1998 – Sí, era el siglo pasado, ¿Qué pasa? -. Era una época genial para comenzar una carrera profesional porque abundaban las oportunidades. Había muchos más medios, se abrieron las licencias para televisiones locales y casi cada barrio tenía una, las emisoras de radio eran tantas que no cabían en el dial y empezaban a asomar la cabecita algunos proyectos de periódicos en lo que antes llamábamos simplemente «internet».

Como bien sabemos, todo esto ha ido cambiando y mucho. Lo peor es que los periodistas hemos sido como la orquesta del Titánic, seguíamos tocando, en este caso hablando de todas las crisis habidas y por haber, mientras nuestro propio barco hacía aguas.

La Orquesta del Titánic

Siendo «de letras»como soy, me arriesgo a decir que los costes de producción de un periódico digital son mucho menores que los de uno en papel. Esto puede ser una explicación que justifica la apuesta inversora para activar un medio online como proyecto empresarial. Pero, ¿hay alguna razón más?

Necesitamos colocar nuestro mensaje

Una simple búsqueda en la red nos permite encontrar, entre los medios de información digitales: periódicos corporativos de marca, boletines, blogs y todo de tipo de publicaciones particulares. No hablemos ya de podcast de contenidos corporativos y, por supuesto, del tridente que llegó hace tiempo y se va a quedar una buena temporada: el contenido multicanal: texto, audio y vídeo en el mismo paquetito.

Vamos a volver un momento a la teoría de las paradojas. Según el informe Digital News Report 2021:

  • «Sigue cayendo el número de ciudadanos interesados en la información: del 84% en 2016 se ha pasado al 67% en 2021. Más de un 25% de los usuarios españoles no tiene ni interés ni confianza en las noticias».
  • «Se tiene más confianza en los medios informativos que en otros canales alternativos como las redes sociales (un 24% se fía) o los buscadores (30%)».

Yo creo que aquí está una de las pistas clave: se trata de encontrar la manera de sobrevivir al ataque de esa galaxia de meteoritos enloquecidos que son las Redes Sociales, para poder seguir informando y también opinando de acuerdo a los hábitos de consumo actuales, al tiempo que nos dotamos de una pátina de credibilidad y seriedad mediática.

Oportunidad para comunicar mejor

Y no es una opción nada mala. De hecho, mis compañeros de OnlyOne – Empresa Líquida – y yo mismo, claro – llevamos tiempo recomendando, cuando presentamos un Plan de Comunicación que, en la medida de los recursos disponibles, para las empresas y organizaciones es muy interesante organizar su red de canales de la misma manera que se organiza un grupo mediático, aprovechando sinergias y las oportunidades del mundo digital para crear una «red de medios» que, siguiendo unas directrices editoriales, apuesten por comunicar de una forma diferente, enfocando los contenidos hacia la información, más que a la simple promoción – táctica bastante caducada, por cierto -.

Puede parecer complicado, pero no lo es tanto. De hecho, el primer paso es muy sencillito: consultar con un profesional de la Comunicación. Así que, sí, podemos confirmar que «quien no tiene un periódico digital es porque no quiere».

Estableciendo comunicación …

Recomendación. «El marketing … ¡Ese gran desconocido!!!

Una respuesta a “QUIEN NO TIENE UN PERIÓDICO DIGITAL ES PORQUE NO QUIERE”

Comentarios cerrados.